A continuación, nos hacemos eco de la entrevista realizada por Carlos Mateu de Suelo Solar al director gerente de Krannich Solar España, Jochen Beese.

En las siguiente líneas, publicadas el pasado 18 de enero de 2012, Jochen Beese expone su punto de vista sobre el balance neto desde una perspectiva tanto nacional como internacional.

“Buenas tardes Sr. Beese:

Agradecerle tu presencia en el día de hoy.

Nos alegra contar con usted para analizar la reciente promulgación del Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, por el que se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia, y el proyecto de real decreto por el que se establece la regulación del autoconsumo fotovoltaico o balance neto en España.

Para aquellos que no le conozcan señalar que D. Jochen Beese nació en la región germana de Stuttgart. Desde 2004 trabaja en Krannich Solar desempeñando funciones de desarrollo de negocio a nivel internacional. En 2005 fundó en Valencia la delegación española del grupo y se convirtió en el director gerente de la misma. Hoy en día, sigue con la expansión de la compañía a otros mercados, tales como Portugal, África y América Latina.

Tras este fantástico currículum, y tras su experiencia en el sector nacional y otros sectores internacionales, quería preguntarle…

P.- ¿Cuál es su percepción sobre el nuevo proyecto de Decreto sobre autoconsumo entrado a trámite?

R.- Creo que el Real Decreto es necesario para el impulso y estabilidad del sector, ya que hasta ahora la fotovoltaica se ha percibido en la sociedad como un producto financiero.  El autoconsumo ayudará a cambiar esta percepción, y a centrarse en el ahorro de la factura energética provocando un movimiento verde.

P.- ¿Cree que el nuevo gobierno debería primar el vertido a red en autoconsumo?

R.- Por supuesto que sí, todo lo que tenga que ver con el ahorro y la aplicación de las energías renovables debe ser una prioridad en la política energética del país.

P.- Una parte del sector señala que es una gran oportunidad para el sector el fomentar el autoconsumo tal y como lo ha diseñado el IDAE toda vez que el productor-consumidor no va a tener que darse de alta en el IAE, ni va a tener que hacer declaraciones de IVA, ni va a tener que inscribirse en Registros de Preasignación para acceder a cupos, ¿opina lo mismo?

R.- Sin duda, para poder impulsar el autoconsumo una de las cosas que debemos ofrecer al productor-consumidor es simplicidad en trámites administrativos, jurídicos y fiscales. Los cupos de pre-asignación no han favorecido al desarrollo del sector en estos 3 años, ya que se ha especulado mucho con los permisos y se han producido retrasos de 2 años desde la obtención del punto de conexión hasta la inscripción definitiva.

P.- Del borrador que existe de normativa de autoconsumo y del proyecto que según el IDAE existe para éste, ¿qué mejorarías o añadirías?

R.- El contenido de ambos documentos muestran los beneficios asociados a la generación distribuida, como son la reducción de pérdidas en la red, reducción de necesidades de inversiones en nuevas redes y minimización del impacto de las instalaciones eléctricas en su entorno. Además, se habla de nuevos conceptos (microrredes, paridad de la red, contadores bidireccionales, compensación de saldos de energía, etc.) que favorecen especialmente a las energías renovables no gestionables como la eólica y la fotovoltaica, intentando evitar la necesidad de incorporar sistemas de acumulación en la propia instalación, y usando la red para “almacenar” el excedente de puntas de producción y, así, recuperarlos posteriormente.
Los documentos hablan de muchos beneficios técnicos para el sistema, pero no recogen beneficios técnico-económicos que ayuden a los productores/consumidores a realizar este tipo de inversión. Pienso que, para generar esa actitud sostenible que no tenemos y ayudar a desarrollar este sistema durante varios años, sería necesario un incentivo económico o fiscal.
La situación económica actual dificulta el desarrollo de este tipo de instalaciones mientras no se otorguen mecanismos de ayuda. El mero hecho de reducción de los gastos al cliente no le sirve de aliciente en estos momentos, como sucede con la energía solar térmica.
El éxito de las energías renovables, y en especial de la energía solar fotovoltaica, ha sido posible gracias a este tipo de ayudas (tarifa primada, subvenciones, deducciones fiscales, etc.)

P.- De la normativa extranjera que existe del autoconsumo, ¿qué es lo que adaptarías a la futura normativa española?

R.- EE.UU. es el país con más experiencia en autoconsumo (en Minnesota este tipo de generación eléctrica fue legalizado hace casi 30 años, en 1983), por ello principalmente seguiría el ejemplo de algunos de los estados de Norteamérica. Así, no limitaría la potencia instalada a 100kW sino que, como en Arizona, Colorado, Nevada, Nueva Jersey y Ohio, establecería que la misma no debiera exceder el consumo anual del propietario de la instalación.
En el caso de que no pudiera ser, implementaría el sistema con certificación por cada MWh producido, como en EE.UU. (REC) o en Bélgica (certificado verde). Ampliaría el término “autoconsumo” otorgando la posibilidad de vender la energía generada, junto con los certificados, a los consumidores vecinos. Este cambio correspondería a la idea de la generación distribuida y también sería interesante para los propietarios de instalaciones de hasta 100kW con excesos de generación.
En lugar del precio de la energía suministrada “libremente pactado”, establecería el precio del mercado como en la mayoría de los estados norteamericanos. Asimismo, ya que el derecho de consumo diferido es de 12 meses, en vez de facturación mensual preferiría la anual para evitar el papeleo innecesario que pueda surgir. Así se hace en Bélgica y en EE.UU.
Tampoco limitaría el acceso al autoconsumo del sector terciario y doméstico, sino que, como lo hacen en la mayoría de los estados de Norteamérica, lo facilitaría a todos los consumidores de energía o, al menos, a la industria y a la agricultura.

P.- En el autoconsumo va a ser necesario que el profesional efectúe un buen dimensionado de la instalación fotovoltaica para evitar verter más de lo que consume, y no compensar los saldos en el plazo de 12 meses. ¿Crees que las eléctricas van a salir beneficiadas en las compensaciones al fijarse como precio de compra al consumidor de la energía no consumida y no compensada el precio del pool?

R.- Un buen dimensionado de la instalación, tras un estudio de las necesidades del cliente, hábitos de consumo, etc., debe garantizar al cliente el balance neto, intentando evitar producir más energía de la consumida.  Es posible que las eléctricas, al principio, puedan beneficiarse de este exceso de energía vertida, pero eso ayudará a que el instalador aprenda a hacer un dimensionado más preciso y a educar al productor-consumidor en la gestión sostenible de su propia energía, es decir, de sus hábitos de consumo eléctrico.

P.- ¿Cuánto tiempo aproximadamente puede un propietario de una vivienda unifamiliar de unos 100 metros cuadrados en la que habita una familia media formada por cuatro componentes amortizar una instalación fotovoltaica para autoconsumo?

R.- Según IDAE, el consumo eléctrico de un hogar medio español roza los 4.000 kilovatios-hora al año. Con lo cual, para cubrir el consumo eléctrico en su vivienda, este propietario necesitaría una instalación de 3kW aproximadamente. Hoy en día, un sistema fotovoltaico de esa potencia puede costar 7.500€+IVA ó 2,95€/Wp con el impuesto incluido.
En el caso de que el propietario pagara la tarifa de último recurso sin discriminación horaria con un equipamiento de iluminación y electrodomésticos convencional y con suministro de gas natural para la calefacción y el agua caliente, las cuentas le saldrían a 800€ al año. Así que la instalación fotovoltaica se amortizaría en menos de 10 años, un plazo muy razonable, teniendo en cuenta que muchos instaladores ofrecen una garantía de hasta 25 años.

P.- ¿Cuáles son los argumentos comerciales como instalador que utilizarías para convencer a un propietario de que invierta en una instalación de autoconsumo?

R.- Ahorro económico, independencia de los cambios de la tarifa eléctrica, ahorro energético y aportación al medioambiente. En definitiva, ser el dueño de tu propia energía.

P.- Resuma en breves palabras cuáles son sus deseos ante el nuevo decreto entrado a trámite.

R.- Que se publique un real decreto beneficioso para el consumidor, para el sector y para el planeta y que nos permita impulsar la generación distribuida.

P.- · En Suelo Solar venimos diciendo que el hecho de que las tarifas de la Q4 de 2011 son más bajas que la propia TUR significa que la fotovoltaica no va a tener nada ni nadie que la frene, ¿opina lo mismo?

R.- La paridad de red está cada día más cerca y el año que viene ya será una realidad. Una realidad que reanimará el sector creando nuevos puestos de trabajo, independizará al país de los proveedores extranjeros de energía, ayudará al consumidor a ahorrar en tiempos de austeridad, reducirá las pérdidas en el transporte de la energía, disminuirá la carga de red de distribución de media y baja tensión y, finalmente, evitará emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera protegiendo la Tierra. En fin, ¡ganaremos todos!

Muchas gracias Sr. Beese. En Suelo Solar nos sentimos afortunados de contar con tan buenos entrevistados. Este país cuenta con grandes profesionales de la energía solar entre los que, sin lugar a dudas, se encuentra usted.”

Fuente: Suelo Solar